Gao Xingjian: Instante. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Está tumbado solo en la playa en una tumbona de lona de espaldas al mar. El viento es muy fuerte. En el cielo límpido no hay una nube, el agua refleja el brillo deslumbrante del sol, no se distingue el … Sigue leyendo

Tu voto:

Gao Xingjian: Una caña de pescar para el abuelo. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

He ido a una tienda de artículos de pesca que acaban de abrir, había toda clase de cañas de pescar y pensé en el abuelo, en comprarle una caña, había una de fibra de vidrio de diez tramos muy anunciada … Sigue leyendo

Tu voto:

Gao Xingjian: En el parque. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Hace mucho que no vengo a pasear por el parque. No he tenido tiempo, ni ganas. —Suele pasar: terminas de trabajar, y a casa; la vida ajetreada que llevamos. —Me acuerdo que de niño me gustaba mucho venir a este … Sigue leyendo

Tu voto:

Gao Xingjian: El calambre. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Un calambre. Le había dado un calambre en el estómago. Pensaba llegar nadando más lejos, cómo no, pero a cosa de un kilómetro de la orilla había sentido el calambre. Al principio lo creyó simple dolor de estómago, un dolor … Sigue leyendo

Tu voto:

Gao Xingjian: El accidente. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Así fue como ocurrió. Eran las cinco de la tarde; en un taller de reparación de aparatos de radio de la calle Desheng acababan de sonar, tu tu tu tu, tu, las señales horarias de una emisora; fuera, una ráfaga … Sigue leyendo

Tu voto:

Gao Xingjian: El Templo de la bondad perfecta. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Nadábamos en una felicidad perfecta, el deseo, la pasión, el cariño y la dulzura del viaje de bodas que había seguido a nuestro casamiento, aunque sólo tuvimos un par de semanas de vacaciones: diez días concedidos por la ocasión y … Sigue leyendo

Tu voto:

Gao Xingjian: Litigio por la literatura, circunstancias de la creación literaria. Discurso de aceptación del Premio Nobel, 2000.

Esta galería contiene 1 foto

No puedo saber si ha sido el destino lo que me trae hoy a esta tribuna, pero como varias coincidencias afortunadas han creado esta oportunidad, muy bien puede llamársele así. Apartando la discusión sobre la existencia o no de Dios, … Sigue leyendo

Tu voto: