Juan Rulfo: No oyes ladrar a los perros. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

—Tú que vas allá arriba, Ignacio, dime si no oyes alguna señal de algo o si ves alguna luz en alguna parte. —No se ve nada. —Ya debemos estar cerca. —Sí, pero no se oye nada. —Mira bien. —No se … Sigue leyendo

Tu voto:

Juan Rulfo: ¡Diles que no me maten!. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

-¡Diles que no me maten, Justino! Anda, vete a decirles eso. Que por caridad. Así diles. Diles que lo hagan por caridad. -No puedo. Hay allí un sargento que no quiere oír hablar nada de ti. -Haz que te oiga. … Sigue leyendo

Tu voto:

Juan Rulfo: Nos han dado la tierra. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Después de tantas horas de caminar sin encontrar ni una sombra de árbol, ni una semilla de árbol, ni una raíz de nada, se oye el ladrar de los perros. Uno ha creído a veces, en medio de este camino … Sigue leyendo

Tu voto:

Juan Rulfo: Talpa. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Natalia se metió entre los brazos de su madre y lloró largamente allí con un llanto quedito. Era un llanto aguantado por muchos días, guardado hasta ahora que regresamos a Zenzontla y vio a su madre y comenzó a sentirse con … Sigue leyendo

Tu voto:

Juan Rulfo: Luvina. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

De los cerros altos del sur, el de Luvina es el más alto y el más pedregoso. Está plagado de esa piedra gris con la que hacen la cal, pero en Luvina no hacen cal con ella ni le sacan … Sigue leyendo

Tu voto:

Juan Rulfo: Macario. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Estoy sentado junto a la alcantarilla aguardando a que salgan las ranas. Anoche, mientras estábamos cenando, comenzaron a armar el gran alboroto y no pararon de cantar hasta que amaneció. Mi madrina también dice eso: que la gritería de las … Sigue leyendo

Tu voto:

Juan Rulfo: Acuérdate. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Acuérdate de Urbano Gómez, hijo de don Urbano, nieto de Dimas, aquél que dirigía las pastorelas y que murió recitando el “rezonga ángel maldito” cuando la época de la gripe. De esto hace ya años, quizá quince. Pero te debes … Sigue leyendo

Tu voto: