Augusto Roa Bastos: Kurupí. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

—¡MIRÁ, MELITÓN! —dijo la mujer de semblante enfermizo, tendiendo la mano hacia la ventanilla. Su voz se apagó entre el tantaneo de las ruedas. El hombre que venía dormitando a su lado, con las botas cruzadas sobre el asiento frontero … Sigue leyendo

Tu voto:

Augusto Roa Bastos: Bajo el puente. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

POR QUÉ  no come, le dijo taitá. Y el viejo: De noche no. Usted ya sabe, don Chiquito. Si no hay luz sobre mi comida, no puedo comer. Taitá se rió fuerte: Bajen el lampión y pónganle delante, dijo. El … Sigue leyendo

Tu voto:

Augusto Roa Bastos: Chepé Bolívar. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

-¡Ah Chepé Bolívar! ¡Cómo no me voy a acordar de él! -dijo la mujer sentada a mi lado en el camión de carga-. Alto, flaco, patas de pájaro. Siempre emponchado, en invierno y verano, por esas llagas que no se … Sigue leyendo

Tu voto:

Augusto Roa Bastos: Lucha hasta el alba. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Y quedóse Jacob solo, y luchó con él una Persona hasta que rayaba el alba. (Génesis, 32, 24) Tendido en el camastro boca abajo, el muchacho oyó la tos seca del padre, el soplido para apagar la lámpara. Esperó aún … Sigue leyendo

Tu voto:

Augusto Roa Bastos: La flecha y la manzana. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Faltaba aún un buen rato para la cena. Sobre la mesa del living, los tres chicos simulaban concluir sus deberes. Es decir, los tres no; sólo la niña de trenzas rubias y cara pe cosa se afanaba de veras con … Sigue leyendo

Tu voto:

Augusto Roa Bastos: El baldío. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

No tenían cara, chorreados, comidos por la oscuridad. Nada más que sus dos siluetas vagamente humanas, los cuerpos reabsorbidos en sus sombras. Iguales y sin embargo tan distintos. Inerte el uno, viajando a ras del suelo con la pasividad de … Sigue leyendo

Tu voto:

Augusto Roa Bastos: Contar un cuento. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

¿Quién me puede decir que eso no sea cierto? — farfulló pausadamente, con su habitual tono entre sarcástico y circunspecto, adelantándose a una improbable objeción sobre lo que acababa de decir y que resultaba increíble aun contado por él. — … Sigue leyendo

Tu voto:

Augusto Roa Bastos: El prisionero. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Los DISPAROS se respondían intermitentemente en la fría noche invernal. Formaban una línea indecisa y fluctuante en torno al rancho; avanzaban y retrocedían, en medio de largas pausas ansiosas, como los hilos de una malla que se iba cerrando cautelosa, … Sigue leyendo

Tu voto:

Augusto Roa Bastos: Esos rostros oscuros. Cuentos

Esta galería contiene 1 foto

1 Hacía rato que había anochecido y el calor seguía crujiendo entre el follaje seco de los árboles que rodeaba las casas del puesto, en la loma. Parecía el chirrido de un horno que se fuera enfriando con imperceptibles rajaduras … Sigue leyendo

Tu voto:

Augusto Roa Bastos: El trueno entre las hojas. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

EL INGENIO se hallaba cerrado por limpieza y reparaciones después de la zafra. Un tufo de horno henchía la pesada y eléctrica noche de diciembre. Todo estaba quieto y parado junto al río. No se oían las aguas ni el … Sigue leyendo

Tu voto:

Augusto Roa Bastos: Carpincheros. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

La primera noche que Margaret vio a los carpincheros fue la noche de San Juan. Por el río bajaban flotando llameantes islotes. Los tres habitantes de la casa blanca corrieron hacia el talud para contemplar el extraordinario espectáculo. Las fogatas … Sigue leyendo

Tu voto:

Augusto Roa Bastos: La excavación. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

El primer desprendimiento de tierra se produjo a unos tres metros, a sus espaldas. No le pareció al principio nada alarmante. Sería solamente una veta blanda del terreno de arriba. Las tinieblas apenas se pusieron un poco más densas en … Sigue leyendo

Tu voto: