Gabriel García Márquez: En este pueblo no hay ladrones. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Dámaso regresó al cuarto con los primeros gallos. Ana, su mujer, encinta de seis meses, lo esperaba sentada en la cama, vestida y con zapatos. La lámpara de petróleo empezaba a extinguirse. Dámaso comprendió que su mujer no había dejado … Sigue leyendo

Tu voto: