Jean Paul Sartre: La cámara. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

I La señora Darbedat tenía un “rahat-loukoum”[1] entre los dedos. Lo aproximó a sus labios con precaución y retuvo la respiración por temor de que se volase con su aliento el fino polvo de azúcar con que estaba salpicado: “Es … Sigue leyendo

Tu voto: