Gabriel García Márquez: La siesta del martes. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

El tren salió del trepidante corredor de rocas bermejas, penetró en las plantaciones de banano, simétricas e interminables, y el aire se hizo húmedo y no se volvió a sentir la brisa del mar. Una humareda sofocante entró por la … Sigue leyendo

Tu voto: