Charles Dickens: El guardavía. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

-¡Eh, oiga! ¡Ahí abajo! Cuando oyó la voz que así lo llamaba se encontraba de pie en la puerta de su caseta, empuñando una bandera, enrollada a un corto palo. Cualquiera hubiera pensado, teniendo en cuenta la naturaleza del terreno, … Sigue leyendo

Tu voto: