Julio Ramón Ribeyro: Los gallinazos sin plumas. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

A las seis de la mañana la ciudad se levanta de puntillas y comienza a dar sus primeros pasos. Una fina niebla disuelve el perfil de los objetos y crea como una atmósfera encantada. Las personas que recorren la ciudad … Sigue leyendo

Tu voto: