Ana María Matute: Los relojes. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Me avergüenza confesar que hasta hace muy poco no he comprendido el reloj. No me refiero a su engranaje interior -ni la radio, ni el teléfono, ni los discos de gramófono los comprendo aún: para mí son magia pura por … Sigue leyendo

Tu voto: