Edgar Allan Poe: El corazón delator. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

¡Es cierto! Siempre he sido nervioso, muy nervioso, terriblemente nervioso. ¿Pero por qué afirman ustedes que estoy loco? La enfermedad había agudizado mis sentidos, en vez de destruirlos o embotarlos. Y mi oído era el más agudo de todos. Oía … Sigue leyendo

Tu voto: