Juan José Arreola: El guardagujas. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

El forastero llegó sin aliento a la estación desierta. Su gran valija, que nadie quiso cargar, le había fatigado en extremo. Se enjugó el rostro con un pañuelo, y con la mano en visera miró los rieles que se perdían … Sigue leyendo

Tu voto: