Gabriel García Márquez: La prodigiosa tarde de Baltasar. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

La jaula estaba terminada. Baltasar la colgó en el alero, por la fuerza de la costumbre, y cuando acabó de almorzar ya se decía por todos lados que era la jaula más bella del mundo. Tanta gente vino a verla, … Sigue leyendo

Tu voto: