Ray Bradbury: Vendrán lluvias suaves. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

La voz del reloj cantó en la sala: tictac, las siete, hora de levantarse, hora de levantarse, las siete, como si temiera que nadie se levantase. La casa estaba desierta. El reloj continuó sonando, repitiendo y repitiendo llamadas en el … Sigue leyendo

Tu voto: