José Lezama Lima: Fugados. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

No era un aire desligado, no se nadaba en el aire. Nos olvidábamos del límite de su color, hasta pare­cer arena indivisible que la respiración trabajosa­mente dejaba pasar. Llovía, llovía más, y entre llu­via y lluvia lograba imponerse un aire … Sigue leyendo

Tu voto: