Ambrose Bierce: La muerte de Halpin Frayser. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

I. Porque la muerte provoca cambios más importantes de lo que comúnmente se cree. Aunque, en general, es el espíritu el que, tras desaparecer, suele volver y es en ocasiones contemplado por los vivos (encarnado en el mismo cuerpo que … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: La jarra de sirope. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Este relato comienza con la muerte de su protagonista. Silas Deemer falleció el dieciséis de julio de 1863 y, dos días después, sus restos recibieron sepultura. Su entierro, según el periódico local, fue «muy concurrido», pues todos los hombres, mujeres … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: El viudo Turmore. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Las circunstancias bajo las que Joram Turmore se convirtió en viudo nunca fueron popularmente comprendidas. Yo las conozco, naturalmente, pues yo soy Joram Turmore; mi mujer, la difunta Elizabeth Mary Turmore, tampoco las ignora, y aunque ella las cuente, aún … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: El dedo medio del pie derecho. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Es bien sabido que la vieja casa Manton está embrujada. En todo el distrito rural que la rodea, y aún en el pueblo de Marshall, a una milla de distancia, ninguna persona de mente imparcial tiene duda alguna de ello; … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: El pastor Haíta. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

A pesar de los años y la experiencia, Haíta conservaba las ilusiones de la juventud. Sus pensamientos eran puros y amables porque su vida era sencilla y en su alma no cabía la ambición. Se levantaba al amanecer e iba … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: El hipnotizador. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Algunos de mis amigos, que saben por casualidad que a veces me entretengo con el hipnotismo, la lectura de la mente y fenómenos similares, suelen preguntarme si tengo un concepto claro de la naturaleza de los principios, cualesquiera que sean, … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: El guardián del muerto. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

I En la llamada Costa Norte de San Francisco, en un cuarto de una casa desocupada, un cuarto de piso alto, yacía el cuerpo de un hombre tapado por una sábana. Serían las nueve de la noche. Una vela iluminaba … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: El golpe de gracia. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

La lucha había sido dura e incesante. Todos los sentidos lo atestiguaban: hasta el gusto de la batalla flotaba en el aire. Pero ya había terminado; sólo quedaba auxiliar a los heridos y enterrar a los muertos…; “limpiar un poco”, … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: El engendro maldito. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

I NO SIEMPRE SE COME LO QUE ESTÁ SOBRE LA MESA A la luz de una vela de sebo colocada en un extremo de una rústica mesa, un hombre leía algo escrito en un libro. Era un viejo libro de … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: El caso del desfiladero de Coulter. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

-¿Cree usted, coronel, que a su valiente Coulter le agradaría emplazar uno de sus cañones aquí? -preguntó el general. No parecía que pudiera hablar en serio: aquél, verdaderamente, no parecía un lugar donde a ningún artillero, por valiente que fuera, … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: El amo de Moxon. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

-¿Lo dices en serio?… ¿Realmente crees que una máquina puede pensar? No obtuve respuesta inmediata. Moxon estaba ocupado aparentemente con el fuego del hogar, revolviendo con habilidad aquí y allá con el atizador, como si toda su atención estuviera centrada … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: Chickamauga. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

En una tarde soleada de otoño, un niño perdido en el campo, lejos de su rústica vivienda, entró en un bosque sin ser visto. Sentía la nueva felicidad de escapar a toda vigilancia, de andar y explorar a la ventura, … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: Al otro lado de la pared. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Hace muchos años, cuando iba de Hong Kong a Nueva York pasé una semana en San Francisco. Hacía mucho tiempo que no había estado en esa ciudad y durante todo aquel periodo mis negocios en Oriente habían prosperado más de … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: Aceite de perro. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Me llamo Boffer Bings. Nací de padres honestos en uno de los más humildes caminos de la vida: mi padre era fabricante de aceite de perro y mí madre poseía un pequeño estudio, a la sombra de la iglesia del … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: El incidente del Puente del Búho. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

I   Desde un puente ferroviario, al norte de Alabama, un hombre contemplaba el rápido discurrir del agua seis metros más abajo. Tenía las manos detrás de la espalda, las muñecas sujetas con una soga; otra soga, colgada al cuello … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: Un habitante de Carcosa. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Existen diversas clases de muerte. En algunas, el cuerpo perdura, en otras se desvanece  por completo con el espíritu. Esto solamente sucede, por lo general, en la soledad  (tal es la voluntad de Dios), y, no habiendo visto nadie ese … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: La ventana tapiada. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

En 1830, a sólo unas pocas millas de lo que es ahora la gran ciudad de Cincinatti, había una foresta inmensa y casi inviolada. Toda la región estaba escasamente poblada por gente de la frontera, almas incansables, que tan pronto … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: Un terror sagrado. Cuento

Esta galería contiene 1 foto

Hubo una absoluta falta de interés en el último arribo a Hurdy-Gurdy. Él no fue bautizado incluso con el pintoresco, descriptivo sobrenombre, que tan frecuente es la palabra de bienvenida al recién llegado en un campamento minero. En casi cualquier … Sigue leyendo

Tu voto:

Ambrose Bierce: El solicitante. Cuento.

Esta galería contiene 1 foto

Abriéndose paso entre la capa de nieve que había caído la noche anterior, que le llegaba hasta las espinillas, y estimulado por la alegría de su hermana pequeña que lo seguía por el camino que él iba abriendo, el hijo … Sigue leyendo

Tu voto: