Néstor Valdivia: El brillo de obsidiana. Cuento

Esta vez un sueño distinto al que siempre le aquejaba lo despertó antes del amanecer. Un sueño repentino y sin explicación alguna, como todo sueño sí, pero este más fatídico e incomprensible, con un gusto agrio de premonición que le … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: A Mamá Bachi. Carta de despedida

Gracias a ti, por esa inercia de los genes, por ese poder de la tradición y la costumbre, por la fuerza de la sangre que tu corazón bombeó y que nos alimenta las venas y el espíritu, es que estamos … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: El olor de las axilas. Cuento

Al terminar la secundaria hablé con mis padres y les dije que aún no estaba preparado para postular a la universidad y que me sentía perdido en los estudios. Estuvieron molestos conmigo por algún tiempo pero al fin comprendieron que … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: El amor también apesta. Relato corto

  Sofía quería convencerse de que los besos de lengua con mordida de labio y sobada de teta en la Plaza Francia, tenían algo de especial. Que los gatos -pequeñas esfinges inmutables a la llovizna- no lloraban de hambre, sino … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: EL aguacero. Relato

Esta galería contiene 1 foto

El aguacero había convertido en pocos minutos el débil riachuelo con que irrigábamos los cercos de trigo y alfalfa, en un robusto río, que gruñía ronco, como un animal prehistórico, bufando en sincronía con el golpe opaco de las gotas … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Tatuada en mi. Poesía

Todas mis tristezas están tatuadas de tu olor, vivo impregnado con tinta de la savia de tu sudor en cada uno de mis poros, en mis ojos negros y mis palmas de dedos fatigados. Me inyectaste con tus líquidos de … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Cómo te lo digo. Poesía

Esta galería contiene 1 foto

Sin tenerte ya te había amado y aún osas mirarme y preguntarme ¿Me amas? Y yo que no soy más ciego, que por no mirar mis ojos dejaron de ver, te respondo: El traqueteo de tu boca sobre la mía, … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Para Ofelia. Poema en prosa

Esta galería contiene 1 foto

quiero escribirte algo que escape a los versos, que no tenga rimas, algo exento de tus caderas gloriosas, de tus tetas contundentes y alegres, de tu fuente húmeda, de tus labios secos al jadear. por ejemplo de tus palabras que … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Cobarde por antonomasia.

Hace unos días anuncié mi retiro del facebook. Lamento decepcionar a algunos que se alegraron con la idea pero lo he pensado bien y no lo haré. Agradezco a los amigos y sobre todo amigas que me hicieron saber, por … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: El retorno. Cuento

Aquella mañana al despertar, la saliva le pareció agria y más espesa. Abrió los ojos y jugueteó con la memoria, acariciándose la preñez de 8 meses. Sorbió un bocado de agua fría del vaso de su velador y lo percibió … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: El número. Cuento

El pequeño papelito mal envuelto, amarillento y con los bordes desgastados en mi vieja billetera, aún guardaba aquel número que nunca pude grabar en la memoria, ni siquiera cuando estuve con ella. En esos tiempos el celular era un lujo … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Al despertar. Cuento

Mario tomó la botella y bebió directo del pico el alcohol que le quemaba la lengua y la garganta. Tras fruncir el rostro sudoroso en una mueca de dolor y eructar en un ardiente aliento los vapores del trago, dió … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Literatura comprometida, lector comprometido

Ahí, por los 14 años, leía a Neruda. Aclaro, innecesariamente, que fue la etapa, creo que compartida por todos, donde el amor de pareja se muestra en su estado más puro, natural, embronario, así, éste sea no correpondido. Una y … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Amanecer. Cuento

Melquiades, estando en su dormitorio, se ha tirado un pedo. El olor le ha recordado que no debe comer frejoles en el mercado modelo; así mismo le recuerda aquellas épocas cuando dormía con su hermano mayor. Se acuerda de él … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Maquillaje. Cuento

Darío al recogerse en el borde de la cama siente una gran preocupación que le aprieta el pecho. Coge un cigarrillo y encendedor de su velador, lo prende, y rascándose la cabeza de modo automático, se levanta. Dirigiéndose a su … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Navidad. Cuento

Lo primero era buscar y preparar los pabilos más gruesos q encontraba en el almacén de herramientas de mi abuelo. Era un cuarto oscuro y sumamente frío, con olores mezclados de insecticidas para la siembra de la papa y humedad, … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Te extraño. Poesía

Extraño tu modo tan formal de vestir también la huachafería de tus días rojos con tus blusas atigradas. Extraño, como no, ese olorcito que tiene tu cuello sin perfumes más que los estrógenos que me lograban una constante media erección … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Naranja amarillo. Poesía

Esas tres palabras con que me subyugas a tu lado, a tus pesadillas de medio día, a tus estertores de mediopelo y más abajo. A tus caderas exprimidas por tus tiempos de media noche con lucecitas led, de ojos irritados … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Te espero. Cuento

Te esperaré como siempre de 11 a 12 de la noche. Esperaré como un idiota, ese estado subconsciente y anormal, dependiendo del caso, capaz de darte un amor contrariado y sé que no llamarás pero, así, seguiré esperando una llamada … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Cuando nadie me ve. Poesía

Cuando nadie me ve, camino dando vueltas dentro de mi dormitorio, pensando tras cada paso que no debo pisar las líneas de las cuadrículas del piso. Cuando nadie me ve, fumo 60 cigarrillos por noche, esperando que el humo se … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Teñido de ti. Poesía

Muchachita de pies tersos y pechos con olor a brisa de mar bravío, te convertiste feligresa de esa sociedad secreta de correrías en tanguitas a gogó, adoradora de Onán cuando la tarde comienza a enfriar y tus caderas a calentar … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Insomne. Cuento

Anoche, como tantas otras noches, no pude dormir. Me revolví en la cama como un gusano buscaría el calor de la tierra o la frialdad de la carne muerta. Buscando la postura adecuada para descansar el cuerpo ubiqué la suavidad … Sigue leyendo

Tu voto:

Néstor Valdivia: Recetas para el insomnio

No tengas tarjetas de crédito, si las tienes, no te excedas. No comas mucho antes de dormir, no te empaches. No dejes de contar las monedas del vuelto, apunta tus gastos. No tomes más de un vaso con agua antes … Sigue leyendo

Tu voto: